Color

Discutiendo por un color. La percepción del color

7 Noviembre, 2016

6514e574ad728525be2df7f30338933a

Muy buenas de nuevo, espero que en todo este tiempo os hayan pasado cosas extraordinarias. Por mi parte, tengo otra entrada casi terminada pero, ahora mismo, acabo de vivir una ciberexperiencia, o cómo pueda llamarse a discutir con alguien desconocido por un chat sobre un color. Muy surrealista todo. Y me apetecía hablar de ello.

Sin querer ahondar en el tema, EL TEMA, de la percepción del color, porque podríamos estar aquí hasta el año que viene (o más), me interesa abrir un pequeño debate sobre cómo vemos los colores. Es un poco frustraste intentar llegar a un consenso sobre un color con alguien. Es marrón, no, es verde, es gris verdoso, yo lo veo verde grisáceo, turquesa empolvado… muérete!!. Y es que hay tantos tonos de un color como personas en el mundo. La normalización, gestión y control del color es algo que se persigue desde hace muchísimo tiempo y, en algunos sectores se cree haber conseguido, pero lo cierto es, que nadie sabe a ciencia cierta y en un 100% como percibe el mismo color otra persona.

En cómo se ve un color influyen multitud de factores: el invididuo en sí y sus particularidades visuales, el entorno y sus circunstancias lumínicas, el objeto y su forma, textura, acabado… los colores que puedan circundar al objeto… y si en esta ecuación entran factores cómo, captación y/o visualización en dispositivos, impresión… pues ya la historia se complica. También pueden darse unas circunstancias en las que el tono se visualiza igual pero que variando un solo factor ya se verá distinto. El fenómeno metamerismo lo explica, dejo enlace aquí. Y, con esto, me viene a la mente la historia aquella del polémico vestido de dos tonalidades diferentes. Según presentaban la foto del mismo, unos decían blanco y dorado y otros negro y azul, y eso tan sólo por un cambio en la luz y el contraste.

maxresdefault

Es extraño pensar la relevancia que tiene el color en nuestras vidas. Entre otro millón de cosas, los colores nos influyen en nuestro estado de ánimo (pero ese es otro post) y, lo que está claro, (y de lo que en realidad va esta entrada) es que el mundo es del color del cristal con que se mira ¿de qué color es el tuyo?.

exa_simcontrast_hue_01

2e04209b78df0dfff3e02594589a3ec92355b6a7be378074e3750df08e0819e2a3513afc26f5200eb87d84723fb796c103d5189dc1a494dbe69db1429fa20ea990542913d5b9d322faaf3ea281002e46abe27d73aa82981848f55fe75f59ab5d884dbddee874a5e28e985b7d7b8fb0ea

¿Cuál es tu experiencia? 

Ah! y recuerda que el color en sí, no existe, tan solo está en tu cerebro 😉

♥♥♥

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Elen 27 Marzo, 2017 at 09:09

    ciertamente es un tema apasionante y del que podria estar hablando indefinidamente!!!!
    No he pillado bien lo del vestido…yo veo dos imagenes diferentes, efectivamente una blanco+dorado y la otra negro+azul…
    no se si me he perdido algo =D jejejej

    • Reply veronicapico 24 Junio, 2017 at 18:17

      La historia es que el mismo vestido con diferente luz, y esto hace que se vea totalmente distinto

    Leave a Reply