Belleza

La belleza de la imperfección

9 septiembre, 2016
jacky-oshaughnessy5

Jacky O´ Shaughnessy

Hola de nuevo a tod@s!, después de una pausa de mil años vuelvo por aquí con la firme intención de quedarme. Tengo en mente nuevos contenidos y posibles cambios dentro de este espacio (se admiten todo tipo de sugerencias) para que crezca y lleve color a vuestras vidas (oh! qué poético me ha quedado).

Entre ese batiburrillo de temas que me rondan por la mente, hay uno que llevo tiempo queriendo tocar. El problema viene en que es un tema extenso, delicado, puede provocar debate (cosa que siempre es positiva) y tiende a ramificarse y descontrolarse fácilmente. Por lo tanto, y sin entrar demasiado en subtemas que inevitablemente surgen a raíz de aquí, voy a intentar exponer (al menos en parte) mi postura respecto a esto, que no es otra cosa que el cannon de belleza actual y los requerimientos estéticos, ahí es ná!!!. Ya, ya sé que un post para tratar este tema es como hacer una fabada con una sola alubia pero por algo hay que empezar. La cosa es que estoy bastante hasta las narices de ciertos estereotipos, actitudes, ideas y pensamientos que, más que instaurarse en nuestra mente, se enquistan y van mutando hasta convertiste, muchas veces, en un problema. Todos tenemos cosas que no nos agradan de nuestro físico, y puede que nos debiéramos preguntar por qué, si el desagrado es real o lo provoca “eso” que nos marca la sociedad. Porque una cosa es que no te guste algo de ti y otra que lo consideres un defecto.

Consultando la Rae y el significado de esta palabra me quedo bastante sorprendida porque mi concepto es algo diferente a lo que aquí se indica.

Defecto: 2. m. Imperfección en algo o en alguien.

Lo de imperfección en alguien me deja un poco loca, porque entra en el terreno de lo no medible y de lo subjetivo ¿qué es perfecto? ¿un círculo? ¿las matemáticas? no tengo ni idea. Para mi defecto es la falta de algo, pero de algo que, por naturaleza debes tener y, aún con esto no creo que, por definición, te haga menos bello/a. Creo que se emplea esta palabra con mucha ligereza y que, poco a poco, se van instaurando en tu mente cosas negativas en las que no deberíamos emplear ni un mínimo de energía.

¿Desde cuándo la estatura es un defecto?, ¿por qué la forma de tu nariz es un defecto? ¿por qué tus piernas son un defecto?, ¿tener poros es una imperfección?. Veo videos en los que las chicas se disculpan porque les ha salido un grano, porque tienen ojeras, porque llevan las uñas sin pintar, porque han engordado… y un largo etcétera. ¿Hasta dónde estamos llegando?, ¿por qué se sienten culpables?. Creo que se nos olvida que nosotros también somos “la sociedad” ese ente al que aludimos muchos de nuestros problemas y que nos sirve de excusa para alguno de nuestros comportamientos. Desde dentro, podemos cambiar las cosas. Podemos dejar de cosificar a las personas, podemos dejar de estereotipar, podemos dejar de buscar defectos dónde no los hay, sobre todo cuando tomamos como referencia puestas en escena manipuladas para alcanzar esa supuesta perfección que marca la sociedad, podemos dejar de martirizarnos por no alcanzarla y aprender a amar esas cosas que nos hacen diferentes (y aquí podría salirme hacia el subtema de ¿por qué quiero ser diferente siendo exactamente igual a eso que idealizo?, pero esto para otro post). Podemos querernos como somos y trabajar para acercarnos a lo que queremos ser, podemos buscar la forma de sentirnos a gusto con nuestro envoltorio y cuidarlo y cambiar la palabra defecto por diferencia. ¿Esto es fácil? pues parece ser que no, que en nuestro tiempo esto es una tarea tediosa, luchar contra las corrientes de que lo bello es lo joven, la delgadez y la tersura, si nos centramos sólo en eso nos perdemos mucho de la belleza real que nos rodea y la que tú, seguro, tienes.

Trabajaremos en ello!!!

Como aquí se tratan temas de moda os dejo con alguna imagen de modelos atípic@s, ¿la sociedad está cambiando o es sólo una estrategia de marketing?

kelly Mittendorf

Nicola Griffin

Nicola Griffin

Tara Lynn

Winnie Harlow

Andreja Pejić

b7fgzufcmaa735a

Thando Hopa

 

La belleza comienza con la decisión de ser uno mismo

Coco Chanel

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply Verónica 11 septiembre, 2016 at 21:02

    Yo también te secundo 🙂
    La verdad que el tema tiene mucho de lo que “discutir”.
    Vivimos en una sociedad, que parece mentira los tiempos que vivimos, sigue anclada en una mentalidad del pasado que incluso aun queriendo no caer en ella, en ocasiones pecas, bien por la presión social o por que te lo inyectan en el cerebro con tanta publicidad que al final crees que es un pensamiento propio, lo que definen como “persuasión publicitaria”, la cuál es efectiva porque casi siempre consiguen su propósito.
    Esto me lleva a responder a tu última pregunta, creo que las “nuevas modelos imperfectas” son mera cuestión de marketing, un poco influenciado por los nuevos pensamientos, quizá para callar unas cuántas voces revolucionarias o para hacerlas creer que tienen cierto poder, quizá meras cuestiones legales, pero en lo que a la sociedad respecta creo que todavía le queda mucho por aprender.

    • Reply veronicapico 12 septiembre, 2016 at 18:46

      Muchas gracias por tu comentario :*

  • Reply Ines 9 septiembre, 2016 at 20:05

    Me ha gustado mucho tu reflexión, me sumo a ella.

  • Leave a Reply